Saludo del Director

Los países en vías de desarrollo tenemos la obligación moral de orientar esfuerzos sistemáticos para generar cambios estructurales de la sociedad, a fin de contribuir significativamente en el desarrollo de la humanidad. Una actividad fundamental que genera mencionados cambios, es la investigación; sea cual sea su orientación, un proceso investigativo conduce a una mejoría en todos los aspectos.

Es la aspiración natural de los seres humanos vivir en libertad y gozar de una plena soberanía, y es así como también lo ha visualizado el Ecuador en su Constitución, al establecer la necesidad de garantizar a la ciudadanía una soberanía territorial, alimentaria, energética, entre otras.

En ese contexto, desde la Universidad de las Fuerzas Armadas ESPE, se realizan esfuerzos permanentes para ser entes proactivos en la cadena de producción técnica y científica nacional y mundial, para fomentar un desarrollo sostenible y sustentable en diversas áreas del conocimiento; pero fundamentalmente, basados en la encomienda que ha hecho el pueblo ecuatoriano, la Universidad, a través del Centro de Investigación de Aplicaciones Militares –CICTE, enfoca sus esfuerzos al desarrollo de tecnologías de la defensa, constituyéndose en la única universidad a nivel regional que opera con un centro de investigación para la defensa que vincule a las tres ramas de las Fuerzas Armadas. Concomitante con el cumplimiento de nuestra misión principal, el CICTE, a través de su desarrollo técnico y científico contribuye también al desarrollo de la sociedad civil, a través de proyectos ejecutados en el ámbito de sus cuatro capacidades, forjadas desde los siguientes laboratorios: Simuladores, Robótica, Telecomunicaciones y Diseño Mecánico.

Sin lugar a dudas, una investigación aplicada está orientada a satisfacer necesidades de la sociedad y en especial a ampliar tecnologías que mejoren las capacidades operativas de las Fuerzas Armadas, permitiendo así contribuir significativamente para el desarrollo de una sociedad, puesto que no existe una sociedad que se desarrolle económicamente sin que a la par, mejore las capacidades y tecnologías de sus instituciones de la defensa.

Quienes conformamos el CICTE nos congratulamos en saludar a la comunidad nacional e internacional y comprometer nuestro esfuerzo para cumplir con la misión encomendada sobre nuestros hombros y ofrendamos los mejores esfuerzos para desarrollar día a día las tecnologías que permitan delinear las fuerzas armadas del futuro.

MANOLO PAREDES CALDERÓN. MSc.

MAYO. DE COM.

DIRECTOR